Amigos con Derecho

Desde hace algunos años hasta la actualidad los amigos con derecho se han vuelto un tema bastante interesante entre las personas, pues una relación bastante versátil que puede aportar muchos beneficios. Muchas personas han tenido el objetivo de encontrar este equilibrio y obtener todo lo que se necesita sin involucrarse sentimentalmente. En esta oportunidad te daremos algunos consejos para introducirte en este tipo de relación.

¿Qué es un amigo con derecho?

Muchas personas no entienden demasiado el término de amigos con derecho, es por ello que aquí te daremos una breve definición antes de entrar en materia. Un amigo con derecho básicamente es una persona con la que puedes tener contacto sexual libremente sin tener que tener un contacto emocional demasiado profundo. Es decir, no necesitas salir, ni llamarla, ni tener que hacerla sentir mejor en caso de que se sienta mal.

Aunque parece un poco egoísta, lo cierto es que es una de las mejores opciones en caso de que no te quieras involucrar. Claro, ambas partes deben estar de acuerdo, pues básicamente será obtener beneficios de la otra persona sin tener que ser “algo” en concreto. Cada quién obtiene lo que desea sin ningún esfuerzo y sin arriesgarse a salir lastimado, pues se establecen límites desde el principio.

Aunque parece algo complicado obtener el correcto equilibrio entre una amistad despreocupada y algunos beneficios del noviazgo, aquí te daremos algunos datos que podrán funcionarte de maravilla si lo sigues adecuadamente. Nadie tendrá que salir lastimado y podrás hacer que tu amiga acepte tener este tipo de relación.

Encontrar a una amiga adecuada

Muchas personas tienden a cometer muchos errores en este primer paso y es precisamente por esta razón que todo sale mal. Lo principal es encontrar a alguien que se encuentre totalmente disponible, es decir, soltero. No cometas el error de involucrarte con alguien que se encuentre en medio de una relación tormentosa, pues podría afectarte más de lo que te imagina. Contrario a lo que muchos creen, esto es problemático.

Además, para poder convencer a tu amiga de introducirse en este tipo de relación, entonces deberán estar de acuerdo los dos. Es por ello que no debes equivocarte en tu elección, pues podrían ofenderse o romper completamente la amistad si siquiera lo insinúas. La persona que elijas no solo deberá ser soltera, sino estable emocionalmente.

Evita estar en este tipo de relaciones con amigas que estén pasando por una ruptura dolorosa o la pérdida de alguien cercano.

Evita a las personas incorrectas

Uno de los puntos más importantes es que no te involucres con personas que se encariñen demasiado, pues podría enamorarse de ti y la situación se volverá realmente complicada.

Existen algunos puntos que te ayudarán a saber si la amiga a la que se lo quieres proponer es propensa a encariñarse. Uno de ellos es si es demasiado cariñosa y pegajosa con sus amigos o personas cercanas, si es demasiado sensible. Esta es la primera bandera roja que te dará una señal bastante clara de lo que ocurre.

Otro factor que debes tomar en cuenta es que si la persona no tiene muchas cosas que hacer o simplemente no tiene demasiados amigos esta podría aferrarse a ti de forma incorrecta debido a que no tiene nada mejor que hacer.

Y, por último, olvídate de involucrarte con personas que sepas que gusten de ti, pues es una receta para el desastre.

Ahora, inicia la relación

Una vez encuentres a la persona indicada, lo siguiente es que le hagas saber tus intenciones con ella. Evita ser directo de buenas a primera, pues primero debes coquetear y enfocarte en elogiar su físico. Tienes que tomar en cuenta que, al ser una amistad con relaciones furtivas, lo último que debes hacer es hacerle creer que estás interesado en una cita con ella.

Una vez la persona parezca interesada en ti, lo siguiente que tienes que hacer es besarla o establece algún contacto directo que indique tus intenciones. Cuando ya se haya llevado a cabo el procedimiento, debes establecer las reglas para que esta no se sienta confundida. Infórmale acerca de tus intenciones y el tipo de relación que desees mantener, así esta se verá en la total libertad de decir que sí o negarse por completo.

Empieza con la diversión

El objetivo de este tipo de relaciones es poder tener un poco de contacto sexual, para eso son los amigos con derecho. Una vez hayas convencido a la amiga a la que tanto deseabas, entonces podrás comenzar a divertirte con la persona, pero sin olvidar los límites que tú mismo estableciste.

Recuerda seguir saliendo con otras personas para no correr peligro de enamorarte, haz tus propias cosas sin necesidad de platicarle todo y mantén el contacto para saber cuándo verse. Recuerda que es algo completamente informal que podría ser beneficioso para ambas partes.

Recuerda, prueba cosas nuevas y diviértete en términos sexuales, pues para eso son este tipo de relaciones. No temas en decir adiós cuando llegue el momento indicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *